El ejército británico en Italia, 1917-1918, John Wilks y Eileen Wilks

El ejército británico en Italia, 1917-1918, John Wilks y Eileen Wilks


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El ejército británico en Italia, 1917-1918, John Wilks y Eileen Wilks

El ejército británico en Italia, 1917-1918, John Wilks y Eileen Wilks

A fines de 1917, los alemanes enviaron una fuerza expedicionaria para ayudar a sus aliados austríacos en el frente italiano, logrando un gran avance en Caporetto y empujando a los italianos a unas pocas millas de Venecia. Italia pidió ayuda a sus aliados, y Gran Bretaña y Francia enviaron varias divisiones para ayudar a reforzar la línea. Este libro analiza las batallas libradas por el contingente británico, que ayudó a derrotar la última gran ofensiva austríaca de la guerra en junio de 1918 y luego participó en la batalla victoriosa de Vittorio Veneto.

Las divisiones británicas fueron solo una pequeña parte del ejército que luchaba en Italia y eso se refleja en la estructura utilizada aquí. Los autores comienzan con una descripción general de cada período de lucha y luego se enfocan en detalle en la contribución británica. Como resultado, hay cierta repetición, pero es una buena forma de lidiar con batallas en las que los británicos solo fueron una pequeña parte del ejército aliado en general. Por lo tanto, el libro contiene los dos tipos principales de historia de la campaña: la descripción general legible que lo ayuda a comprender cómo progresó la batalla y el trabajo detallado a nivel de batallón o brigada.

Los autores son muy buenos para desmantelar los mitos que han surgido en torno a la intervención británica y francesa en Italia. Muchos libros sugieren que "detuvieron" el avance de las potencias centrales después de Caporetto, pero en realidad la línea se había estabilizado antes de que las tropas británicas y francesas llegaran al frente, por lo que el mérito de eso es totalmente de los italianos.

Aparte del tema principal, el libro también analiza el impacto de la posguerra en Italia. Italia ganó sus objetivos más importantes en el acuerdo de paz, pero no consiguió todo lo prometido en el Tratado de Londres de 1915. Esto se debió en parte a que ese tratado había asumido que el Imperio Austro-Húngaro sobreviviría de alguna forma, y ​​por lo tanto partes de se le podía dar a las potencias victoriosas, pero en 1918 el imperio se derrumbó, por lo que las demandas italianas sobre el Adriático se estaban haciendo ahora contra la recién formada Yugoslavia. Al mismo tiempo, muchos relatos italianos de la guerra exageraron la importancia de la batalla de Vittorio Veneto; en ese momento, al menos en parte, se libró en un intento de asegurarse de que las tropas italianas participaran en la victoria que claramente se avecinaba. en octubre de 1918, pero luego se describió como la batalla que ganó la guerra, con el argumento de que Austria pidió la paz ante Alemania.

Este es un relato útil de la contribución británica a los combates en Italia en 1917-18, una campaña que a menudo se menciona en el pasado, pero rara vez se analiza en detalle.

Capítulos
1 - Italia en guerra 1915-1917
2 - La respuesta francesa y británica
3 - El Arrestamento
4 - Las fuerzas británicas en Italia
5 - La ofensiva austriaca, junio de 1918
6 - Las fuerzas francesas y británicas del 15 al 16 de junio
7 - El recreo de verano
8 - Vittorio Veneto
9 - Legados de la guerra

Autor: John Wilks y Eileen Wilks
Edición: Tapa blanda
Páginas: 256
Editorial: Pen & Sword Military
Año: edición 2013 del original 1998



Ejército británico en Italia 1917-1918 por J. Wilks, Mrs.J. Wilks (tapa dura, 1998)

El artículo de menor precio en estado sin usar y sin usar sin absolutamente ningún signo de desgaste. Es posible que al artículo le falte el empaque original (como la caja o bolsa o etiquetas originales) o en el empaque original pero no sellado. El artículo puede ser un segundo artículo de fábrica o un artículo nuevo sin usar con defectos o irregularidades. Consulte los detalles para obtener una descripción de las imperfecciones.

Qué significa este precio?

Este es el precio (excluidos los gastos de envío) que un vendedor ha proporcionado por el cual el mismo artículo, o uno que es muy similar, se ofrece a la venta o se ha ofrecido a la venta en el pasado reciente. El precio puede ser el precio del vendedor en otro lugar o el precio de otro vendedor. La cantidad y el porcentaje "de descuento" significan la diferencia calculada entre el precio del vendedor por el artículo en otro lugar y el precio del vendedor en eBay. Si tiene alguna pregunta relacionada con el precio y / o el descuento ofrecido en una lista en particular, comuníquese con el vendedor de esa lista.


El ejército británico en Italia

En octubre de 1917, las tropas francesas y británicas fueron enviadas a Italia después de que un ejército germano-austríaco atravesara el frente italiano en Caporetto y comenzara un avance casi hasta las puertas de Venecia. Estas fuerzas desempeñaron un papel notable, inicialmente en un papel de reserva y apoyo durante la defensa italiana del Piave en 1917, luego en la derrota de la ofensiva austriaca de junio, y finalmente en la derrota total del ejército austríaco en octubre de 1918. Hoy estos los acontecimientos apenas se recuerdan. No ha aparecido un relato completo desde la publicación de la Historia Oficial Británica en 1945, a pesar de que la Fuerza Expedicionaria Británica fue una de las mejores dirigidas y más exitosas en la Primera Guerra Mundial, y las divisiones británicas formaron la punta de lanza del viaje final a través del Piave. River que conduce a la derrota total del ejército austríaco. Desde la versión oficial británica de 1945, ha aparecido mucha información nueva tanto en la Historia oficial italiana publicada entre 1967 y 1988, como en los registros británicos solo accesibles después de un embargo de 70 años. En este relato autoritario y legible, los autores, basándose en toda la información ahora disponible, describen cómo se envió la Fuerza Conjunta, las discusiones a veces amargas entre los Aliados, las acciones involucradas y los variados eventos que llevaron a una posterior desilusión en Italia. escena politica


El ejército británico en Italia, 1917-1918, John Wilks y Eileen Wilks - Historia

El ejército británico en Italia (ePub)

& libra4,99 Precio de impresión & libra12,99

Ahorras & pound8.00 (62%)

¿Necesita un conversor de divisas? Consulte XE.com para conocer las tarifas en vivo

Otros formatos disponibles Precio
El ejército británico en Italia Kindle (44,7 MB) Añadir al carrito & libra4,99

En octubre de 1917, las tropas francesas y británicas fueron enviadas a Italia después de que un ejército germano-austríaco atravesara el frente italiano en Caporetto y comenzara un avance casi hasta las puertas de Venecia. Estas fuerzas jugaron un papel notable, inicialmente en un papel de reserva y apoyo durante la defensa italiana del Piave en 1917, luego en la derrota de la ofensiva austriaca de junio y finalmente en la derrota total del ejército austríaco en octubre de 1918.

Hoy estos hechos apenas se recuerdan. No ha aparecido un relato completo desde la publicación de la Historia Oficial Británica en 1945, a pesar de que la Fuerza Expedicionaria Británica fue una de las mejores dirigidas y de mayor éxito en la Primera Guerra Mundial, y las divisiones británicas formaron la punta de lanza del viaje final a través del Piave. River que conduce a la derrota total del ejército austríaco.

Desde la versión oficial británica de 1945, ha aparecido mucha información nueva tanto en la Historia oficial italiana publicada entre 1967 y 1988, como en los registros británicos solo accesibles después de un embargo de 70 años. En este relato autoritario y legible, los autores, basándose en toda la información ahora disponible, describen cómo se envió la Fuerza Conjunta, las discusiones a veces amargas entre los Aliados, las acciones involucradas y los variados eventos que llevaron a una posterior desilusión en Italia. escena política.

Como aparece en Nuneaton News

Como aparece en

¡Soportar! Frente Occidental Assc No 110

http://ww1geek.com/book-reviews/british-army-in-italy/

Friki de la Primera Guerra Mundial

Este es un relato útil de la contribución británica a los combates en Italia en 1917-18.

Historia de la guerra

En 'El ejército británico en Italia', John y Eileen Wilks han proporcionado el texto estándar para cualquiera que quiera explorar este teatro de guerra poco conocido. Aunque sigue siendo conocido en gran medida como un espectáculo secundario, si es que se conoce, John y Eileen Wilks han producido un relato definitivo, que es una lectura básica para cualquiera que quiera saber más sobre esta parte de la guerra.

Burton Mail

El ejército británico en Italia 1917-1918

Debo admitir que mi conocimiento del papel desempeñado por el ejército británico en la campaña italiana durante la Primera Guerra Mundial era limitado hasta que tomé este libro. Como muchos, supongo que leí principalmente sobre el frente occidental de los 243 nombres en mi monumento de guerra local, ninguno es una víctima de la campaña italiana, aunque algunos sirvieron allí.

Italia, por supuesto, había estado luchando en la guerra durante dos años antes de que llegaran las tropas británicas. Una breve pero útil descripción de este período sirve como introducción al libro. El telón de fondo de la participación británica fue la batalla de Caporetto en octubre de 1917, los austriacos, con la ayuda de un considerable apoyo alemán (incluido el futuro mariscal de campo Erwin Rommel) lograron abrirse paso y provocar la retirada de la línea italiana. Las bajas italianas fueron altas, pero las mayores pérdidas se produjeron en el número de prisioneros capturados: alrededor de 300.000.

Las discusiones sobre la provisión de hombres y material británicos y franceses habían estado en curso durante algún tiempo, y la artillería pesada británica había estado apoyando a los italianos desde abril (aunque más tarde se retiró para ayudar con la ofensiva de Passchendaele). Cuando se supo la noticia de Caparetto, Lloyd George ordenó que Robertson (Jefe del Estado Mayor Imperial) y dos divisiones fueran enviadas a Italia, sin consultar a Haig ni al Gabinete de Guerra. No obstante, se procedió a los arreglos, aunque el ejercicio de trasladar hombres y equipo desde Francia y Flandes resultó ser una pesadilla logística.

Además de las tropas, Francia y Gran Bretaña proporcionaron apoyo adicional, incluidas piezas de artillería, ametralladoras, rifles y máscaras de gas. Plumer asumió el mando de las fuerzas británicas en Italia el 13 de noviembre y las tropas británicas se desplegaron en el Piave. El resto de 1917 resultó bastante tranquilo para los británicos (un poco más de 300 bajas sufridas a fines de 1917), y un gran cambio para las tropas que hasta hace poco habían estado luchando en el paisaje muy diferente de Francia y Flandes. La mayor parte de su tiempo se dedicó a mejorar sus posiciones y a realizar patrullas e incursiones en las líneas austriacas.

La diferencia de terreno con las trincheras calcáreas del Somme y el alto nivel freático de Flandes planteó sus propios problemas. En muchos casos hubo que cavar trincheras en roca sólida, y la dificultad de enterrar el cable telefónico significaba que tenían que ser colocadas en árboles, lo que las hacía más susceptibles al fuego de artillería. Los problemas de suministro también prevalecieron ya que el transporte motorizado británico existente no era adecuado para las carreteras de montaña y también hubo dificultades para encontrar plataformas adecuadas para la artillería en el terreno rocoso y cubierto de árboles.

La ofensiva de primavera alemana de 1918 significó que algunas unidades británicas fueron enviadas de regreso a Francia para reforzar las tropas allí. Los avances alemanes provocaron incertidumbre sobre las operaciones propuestas en la meseta de Asiago, pero después de varios meses de indecisión, la decisión fue tomada de sus manos cuando los austriacos lanzaron su propia ofensiva el 15 de junio.

Los ataques habían cesado el 23 de junio y el ejército austríaco había incurrido en grandes pérdidas sin ganancias, un desastre del que nunca se recuperó, aunque se habían infligido grandes bajas a las tropas italianas. Los ataques del 15 al 16 de junio en el sector británico / francés se examinan en detalle, con varios relatos personales extraídos. Fue una batalla por la que el teniente coronel Hudson, Sherwood Foresters, recibió la Cruz Victoria y en la que murió el hermano de Vera Brittain, en el mismo batallón.

Durante el verano continuaron las discusiones y negociaciones sobre futuros planes ofensivos. Mientras los austríacos todavía se curaban de sus heridas, los británicos continuaron organizando patrullas y redadas, lo que llevó a un aumento constante en el número de bajas de la campaña. La participación británica final fue en el cruce del Piave en octubre de 1918 y la subsiguiente persecución de los austriacos en retirada hasta que entró en vigor el Armisticio.

Publicado por primera vez en 1998, gran parte de la información del libro se ha extraído de la Historia oficial británica y la Historia oficial italiana, y podría beneficiarse de una actualización para reflejar los registros que se han vuelto ampliamente disponibles más recientemente. Aunque naturalmente se centra en la participación británica, los autores reconocen que esto no puede verse de forma aislada de los esfuerzos de los italianos, y el libro hace un buen trabajo al explicarlos en lugar de simplemente eludir los detalles. Con los franceses y británicos operando en el país, también se aborda el tema de la cooperación aliada y las dificultades que esto planteaba. El libro se completa con algunas fotos interesantes de la campaña y varios mapas útiles.


Contenido

Cuando se libró la batalla en noviembre de 1918, la ciudad cercana se llamó simplemente Vittorio, [11] nombrada en 1866 por Vittorio Emanuele II, monarca desde 1861 del recién creado Reino de Italia. El compromiso, la última gran batalla en la guerra (1915-1918) entre Italia y Austria-Hungría, se conoció generalmente como la batalla de Vittorio Veneto, es decir, "Vittorio en la región de Veneto". El nombre de la ciudad se cambió oficialmente a Vittorio Veneto en julio de 1923. [12]

Durante la Batalla de Caporetto, [13] del 24 de octubre al 9 de noviembre de 1917, el ejército italiano sufrió más de 300.000 bajas (muertos, heridos y capturados) y se vio obligado a retirarse, lo que provocó la sustitución del comandante supremo italiano Luigi Cadorna por el general Armando. Diaz. Díaz reorganizó las tropas, bloqueó el avance enemigo implementando defensa en profundidad y reservas móviles, y estabilizó la línea del frente alrededor del río Piave. [ cita necesaria ]

En junio de 1918, se lanzó una gran ofensiva austrohúngara, destinada a romper la línea defensiva del río Piave y asestar un golpe decisivo al ejército italiano. El ejército austro-húngaro intentó por un lado forzar el paso de Tonale y entrar en Lombardía, y por el otro lado hacer dos embestidas convergentes hacia el centro de Venecia, la primera hacia el sureste desde el Trentino y la segunda hacia el suroeste a través del Piave inferior. Toda la ofensiva, que se conoció como la Batalla del río Piave, terminó en una gran derrota para el ejército imperial, con los austrohúngaros perdiendo 11.643 muertos, 80.852 heridos y 25.547 capturados. [14]

Después de la Batalla del Piave, el general Armando Díaz, a pesar de los llamamientos agresivos de los comandantes aliados, [15] [ fuente poco confiable? ] se abstuvo deliberadamente de acciones ofensivas hasta que Italia estuviera lista para atacar con éxito asegurado. [16] En la ofensiva que planeó, tres de los cinco ejércitos que se alineaban en el frente desde el sector de Monte Grappa hasta el extremo adriático del Piave debían cruzar el río hacia Vittorio Veneto, para cortar las comunicaciones entre los dos ejércitos austriacos opuestos. ellos. [ cita necesaria ]

Las fuerzas aliadas ascendieron a 57 divisiones de infantería, incluidas 52 italianas, 3 británicas (23ª, 7ª y 48ª), 2 francesas (23ª y 24ª) y el 332º Regimiento de Infantería de EE. UU., Junto con las armas de apoyo. El ejército austrohúngaro tenía 46 divisiones de infantería y 6 divisiones de caballería, pero ambos bandos fueron devastados por la influenza y la malaria y los austriacos solo tenían 6.030 cañones contra 7.700 aliados. [15] [ fuente poco confiable? ]

Los ejércitos italianos en las montañas debían simplemente mantener la línea del frente y seguir al enemigo cuando se retirara. La tarea de abrir el ataque y tomar las posiciones más fuertes recayó en el Cuarto Ejército (teniente general Gaetano Giardino) en la Grappa. El Duodécimo Ejército, compuesto por una división francesa y tres italianas, estaba comandado por el Teniente General de habla inglesa Enrico Caviglia y tenía bajo el mando del Décimo Ejército (Teniente General Lord Cavan) para proteger su flanco derecho. El ejército de Lord Cavan estaba formado por dos divisiones británicas y dos italianas y se esperaba que ellos también cruzaran el Piave rompiendo las defensas austriacas en la isla de Papadopoli. El Tercer Ejército debía simplemente mantener el Piave inferior y cruzar el río cuando se rompiera la resistencia enemiga. El Noveno Ejército, que contenía dos divisiones italianas, así como la 6.ª División checoslovaca (formada por antiguos prisioneros de guerra capturados por los italianos) [17] y el 332º Regimiento de Infantería de los Estados Unidos, se mantuvo en reserva. Los aliados tenían 600 aviones (93 anglo-franceses, incluidos 4 escuadrones de la RAF) para obtener una superioridad aérea completa en la ofensiva final. [18]

    (Giulio Cesare Tassoni): entre el Stelvio y la orilla occidental del lago de Garda.
    • 2 cuerpos de ejército
    • 3 cuerpos de ejército
    • 3 cuerpos de ejército
    • División 48 británica
    • 3 cuerpos de ejército
    • 4 grupos de asalto
    • 1 regimiento de caballería.
    • 1 cuerpo de ejército italiano.
    • 4 cuerpos de ejército
    • El cuerpo de asalto del general Francesco Saverio Grazioli.
    • XI Cuerpo [21] (Italia) del Teniente General Giuseppe Paolini [22] del General James Melville Babington. del Coronel William Wallace
    • 2 cuerpos de ejército
    • 2 unidades de asalto
    • 3 regimientos de caballería
    • 2 cuerpos de ejército
    • 1 cuerpo de caballería
    • 6.a División Checoslovaca
    • Heeresgruppe Erzherzog Joseph (o Heeresgruppe Tirol) (Archiduque José de Austria, desde el 26 de octubre Alexander von Krobatin)
        (Alexander von Krobatin) (Viktor Graf von Scheuchenstuel)
      • Armeegruppe Belluno (Ferdinand Goglia [de]) (Alois Schönburg-Hartenstein) (Isonzo Armee) (Wenzel Freiherr von Wurm)

      Al caer la noche del 23 de octubre, elementos principales del Décimo Ejército de Lord Cavan debían forzar un cruce en un punto donde había varias islas, y Cavan había decidido apoderarse de la mayor de ellas, la Tumba de Papadopoli, como preparación para el asalto a gran escala en la otra orilla. El plan era que dos batallones de la 22ª Brigada de la 7ª División británica ocuparan la mitad norte de Papadopoli, mientras que el 11º Cuerpo italiano ocupaba la mitad sur. [24] Las tropas británicas detalladas para el ataque nocturno fueron la Honorable Artillery Company 2/1 (un batallón de infantería a pesar del título) y el 1 / Royal Welch Fusiliers. Estas tropas eran incapaces de sortear un torrente como el Piave, y dependían de los barcos propulsados ​​por el 18 Pontieri bajo el mando del Capitán Odini de los ingenieros italianos. En la brumosa noche del 23, los italianos cruzaron a remo a las fuerzas británicas con una tranquila seguridad y habilidad que asombró a muchos de los que tenían más miedo de ahogarse que de luchar contra los austriacos. En aras del silencio, el HAC utilizó solo sus bayonetas hasta que se dio la alarma y pronto se apoderaron de la mitad de la isla. El asalto italiano al sur de Papadopoli fue rechazado por el fuego de una ametralladora pesada. Sin embargo, los austriacos habían entregado la isla al final de la noche. [25]

      En la madrugada del 24 de octubre, aniversario del inicio de la Batalla de Caporetto, Comando Supremo lanzó el ataque fragmentado en Monte Grappa diseñado para atraer las reservas austrohúngaras. A las 03:00, el ala derecha del IV Ejército italiano inició un bombardeo para dar tiempo a que sus hombres se desplazaran hasta sus posiciones. A las cinco de la mañana se unió el resto de la artillería. La infantería empezó a luchar por las empinadas laderas y los picos secundarios que los austríacos habían mantenido durante tanto tiempo. La inundación del Piave impidió que dos de los tres ejércitos centrales avanzaran simultáneamente con el tercero, pero este último, bajo el mando del conde Cavan, después de apoderarse de la isla de Papadopoli río abajo, ganó un punto de apoyo en la margen izquierda del río el 27 de octubre. Por la noche, los aliados habían cubierto tanto terreno que estaban demasiado extendidos y eran vulnerables a un contraataque. El Décimo Ejército italiano mantuvo su terreno y había establecido una cabeza de puente de 2,5 millas (4,0 km) de profundidad y 5 millas (8,0 km) de ancho. Los británicos capturaron a 3.520 prisioneros y 54 cañones. [26] Svetozar Boroević von Bojna, el comandante austro-húngaro, ordenó un contraataque contra las cabezas de puente italianas el mismo día, pero sus tropas se negaron a obedecer las órdenes, un problema que enfrentaron los austriacos a partir de ese momento, y el contraataque. ataque fallido. [27] Los primeros días de la batalla involucraron duelos de artillería pesada entre los dos bandos, que estaban bastante igualados en potencia de fuego con los italianos que poseían 7.700 cañones frente a los 6.000 cañones de los austrohúngaros. Solo del 24 al 31 de octubre, la artillería italiana disparó 2.446.000 proyectiles. [28]

      El 28 de octubre, un grupo de checos declaró la independencia de Bohemia de Austria-Hungría. Al día siguiente, otro grupo que pretendía representar a los eventuales eslavos del sur proclamó su independencia, y el 31 de octubre, el parlamento húngaro proclamó su retirada de la unión, disolviendo oficialmente el estado austrohúngaro. El 28 de octubre, en estas nuevas condiciones políticas y militares, el alto mando austrohúngaro ordenó una retirada general. [ cita necesaria ]

      El 29 de octubre, el VIII Ejército italiano avanzó hacia Vittorio Veneto, donde su vanguardia de lanceros y Bersaglieri Los ciclistas entraron en la mañana del día 30. El Tercer Ejército italiano forzó un cruce del Bajo Piave mientras las incursiones en las montañas revelaron que los austriacos se estaban retirando allí. Las reservas, incluido el 332º Regimiento de Infantería de EE. UU., Se vertieron sobre el Piave detrás del Décimo Ejército italiano. [ cita necesaria ]

      Vittorio Veneto fue capturado al día siguiente por el VIII Ejército italiano, que ya avanzaba hacia el río Tagliamento. Trieste fue tomada por una expedición anfibia el 3 de noviembre. Las tropas del Octavo Ejército italiano que habían logrado cruzar el Piave solo pudieron comunicarse con la orilla occidental mediante el uso de nadadores. Los nadadores fueron equipados por una de las unidades de asalto más elitistas de la historia italiana: el Arditi Corps, el Caimani del Piave ("Caimanes del Piave"). 82 fueron reclutados por el capitán Remo Pontecorvo Bacci. Estas tropas especializadas se crearon después de analizar los errores un año antes en Caporetto. Llevando una resolza cuchillo y dos granadas de mano, fueron entrenados para permanecer en las poderosas corrientes del helado Piave por hasta 16 horas 50 murieron en el río durante la campaña, una tasa de bajas superior al 60%. [26] El Duodécimo Ejército italiano, comandado por el general francés Jean Graziani, continuó avanzando, apoyado a la derecha por el Octavo Ejército. [ cita necesaria ]

      Al amanecer del 31, el IV Ejército italiano reanudó la ofensiva en Monte Grappa y esta vez pudo avanzar más allá de las antiguas posiciones austriacas hacia Feltre. En las montañas y en la llanura, los ejércitos aliados siguieron adelante hasta que se concertó un armisticio. El resultado fue que Austria-Hungría perdió alrededor de 30.000 muertos y heridos y 300.000 prisioneros (50.000 al 31 de octubre 100.000 al 1 de noviembre 300.000 al 4 de noviembre). [14] [15] [ fuente poco confiable? ] Los italianos sufrieron durante los 10 días de lucha 37.461 bajas (muertos y heridos), 24.507 de ellas en Monte Grappa. [29] [ página necesaria ] Las bajas británicas fueron 2.139, mientras que los franceses perdieron 778 hombres. [14]

      El Armisticio de Villa Giusti se firmó el 3 de noviembre a las 15:20, para entrar en vigor 24 horas después, a las 15:00 del 4 de noviembre. [ cita necesaria ]

      El mando austriaco ordenó a sus tropas el cese de las hostilidades el 3 de noviembre. Tras la firma del armisticio, el general austríaco Weber informó a sus homólogos italianos que el ejército imperial ya había depuesto sus armas y pidió cesar el combate de inmediato y detener cualquier avance italiano. La propuesta fue duramente rechazada por el general italiano Badoglio, quien amenazó con detener todas las negociaciones y continuar la guerra. El general Weber repitió la solicitud. [30] [ página necesaria ] Incluso antes de la orden de cesar las hostilidades, el Ejército Imperial ya había comenzado a colapsar, comenzando una retirada caótica. [31] [ página necesaria ] Las tropas italianas continuaron su avance hasta las 3 p.m. el 4 de noviembre. La ocupación de todo el Tirol, incluida Innsbruck, se completó en los días siguientes. [32]

      Según los términos del armisticio austriaco-italiano de Villa Giusti, las fuerzas de Austria-Hungría debían evacuar no solo todo el territorio ocupado desde agosto de 1914, sino también el Tirol del Sur, Tarvisio, el valle de Isonzo, Gorizia, Trieste, Istria, el oeste de Carniola y Dalmacia. Todas las fuerzas alemanas deberían ser expulsadas de Austria-Hungría en un plazo de 15 días o internadas, y los aliados deberían tener libre uso de las comunicaciones internas de Austria-Hungría. También se vieron obligados a permitir el tránsito de los ejércitos de la Entente, para llegar a Alemania desde el Sur. [29] [ página necesaria ] A partir de noviembre de 1918, el ejército italiano con 20.000-22.000 soldados ocupó Innsbruck y todo el Tirol del Norte. [33]

      La batalla marcó el final de la Primera Guerra Mundial en el frente italiano y aseguró el final del imperio austrohúngaro. [2] [3] [34] Como se mencionó anteriormente, el 31 de octubre Hungría abandonó oficialmente la unión personal con Austria. Otras partes del imperio habían declarado su independencia, en particular lo que más tarde se convirtió en Yugoslavia. La rendición de su aliado principal fue otro factor importante en la decisión del Imperio Alemán de que ya no podían continuar la guerra. [2] [35] El 30 de octubre estalló el motín de Wilhelmshaven, poco después la Revolución Alemana de 1918-1919 comenzó a extenderse desde Kiel. Menos de una semana después de los austrohúngaros, los alemanes solicitaron un armisticio. [ cita necesaria ]

      El jefe de personal alemán Erich Ludendorff, una figura prominente de la Primera Guerra Mundial, destacó la importancia de la batalla afirmando que su resultado provocó el colapso de la monarquía austrohúngara, "arrastrando a Alemania en su caída". [2] El historiador alemán Ernst Nolte sostuvo que Vittorio Veneto fue "un encuentro que simplemente había dado el golpe de gracia al ejército abandonado de un estado que ya se estaba desmoronando". [36]


      Arriba: Mujeres italianas empleadas por el Cuerpo del Servicio del Ejército Británico cargando barriles de cerveza en vagones de ferrocarril en Treviso, noviembre de 1918 (Fotografía de William Joseph Brunell, cortesía del Imperial War Museum IWM Q 26003)

      El 29 de enero de 1918, Robert logró lastimarse la mano mientras abría una lata. Parece que esto se infectó cuando informó que estaba "enfermo" diez días después y posteriormente fue admitido en la ambulancia de campo. Como esto era potencialmente una lesión 'autoinfligida', se necesitaban documentos y testimonios de compañeros soldados, pero con la ayuda de sus colegas, era evidente que Robert no se lastimó la mano deliberadamente. A la manera burocrática del ejército, se obtuvieron informes y se completó un formulario que se firmó para decir que él no tenía la culpa de su lesión.

      Arriba: Una página del registro de servicio de Robert 'Informe sobre lesiones accidentales o autoinfligidas'. (Imagen a través de Ancestry)

      Si bien esta lesión se registró en su totalidad, un problema de salud posterior lo fue mucho menos: parece que Robert sufrió una breve enfermedad unos meses después cuando fue admitido en una ambulancia de campo durante siete días en mayo sufriendo amigdalitis.

      A Robert se le permitió salir entre el 6 y el 20 de septiembre. Aunque sus documentos sobrevivientes sugieren que era un soldado muy bien educado (no hay indicios de delitos menores), el registro de servicio informa que regresó a su unidad el 26 de septiembre de 1918. El hecho de que esto no resultó en ningún castigo sugiere un error administrativo. en algún momento con este aspecto de su historial. Debe suponerse que Robert usó los catorce (o veinte) días de licencia para regresar a casa y visitar a su esposa e hijos. Poco sabían que esta sería la última vez que lo verían.

      Después de un año en Italia, la campaña británica culminó con un avance, junto con las tropas italianas y francesas, en octubre. Esto llevó al final de la guerra en este teatro. La 23a División asumió un papel completo en esto, pero nuevamente este artículo no puede entrar en detalles de las actividades de la división, aparte de decir que, junto con la 7a División, participaron en una operación atrevida y magníficamente ejecutada para cruzar el Río Piave después de tomar la isla Papadopoli en medio del río. Estas operaciones culminaron con un asalto el 26 y 27 de octubre. La 23ª División tomó, durante este ataque, 1.830 prisioneros austrohúngaros y 29 piezas de artillería.

      Problemas de reabastecimiento al final de la campaña

      El avance de las fuerzas aliadas causó problemas con la cadena de suministro y resultó difícil mantener los suministros avanzando, particularmente con los cruces del crecido río Piave siendo limitados en número. El puente de Salettuol quedó fuera de servicio el 28 de octubre debido al fuerte flujo de agua y, al fallar las reparaciones, se decidió reconstruir el puente 30 metros río abajo.

      La congestión y el atraso de suministros creado por las dificultades para llevar material a través del Piave causó cierta preocupación al comandante británico, el teniente general Lord Cavan, sobre todo debido a los retrasos en la artillería que no pudo avanzar rápidamente. Habría aumentado la presión para que el Cuerpo de Servicio del Ejército mantuviera el flujo de suministros en movimiento.

      Es en este contexto que el diario de guerra del Cuerpo de Servicio del Ejército de la 23ª División se refiere a que la unidad se encontraba en Catena y suministraba tropas a través de una ruta a través del pueblo de Lovadina. El diario de guerra describe cómo las raciones y las municiones fueron maltratadas a través del río y el austriaco (indescifrable pero posiblemente 'ejército') dañó el puente principal en Sallettuol. La misma entrada (para el 29 de octubre) continúa diciendo cómo "las raciones para la 70ª Brigada, el 103 Bde RFA y las tropas de la División se distribuyeron a las unidades. Las raciones para las unidades a través del Piave todavía están en los vagones de suministros - Todos esperando para cruzar el río".

      La entrada del día siguiente está escrita con una letra mucho más legible; tal vez el escritor estaba en un estado de ánimo más tranquilo, o al menos con menos prisa. Se lee:

      "30 de octubre - Las secciones de suministro de DT [tren divisional] 68, 69 y 70 brigadas cruzaron el puente con suministros y se entregaron a las unidades en la noche 30/31. Div HQ en Bibano di Boto y 3 Coy [esto es 192 Company - Robert's unidad] no llegó hasta muy tarde. Un conductor se ahogó y dos caballos resultaron gravemente heridos. Los carros de equipaje se volvieron a llenar en Lovadina y regresaron al campamento a la 1.30 am ".

      Arriba: Cuatro imágenes para ilustrar el puenteo de ríos en la Primera Guerra Mundial. En el sentido de las agujas del reloj desde la parte superior izquierda:

      (1) Una batería de artillería británica cruzando un puente de pontones sobre el río Diyala cerca de Bagdad en marzo de 1917. Este puente fue completado por la 71st Field Company, Royal Engineers (www.thinkdefence.co.uk).

      (2) Puente sobre el Piave. Ministerio de Defensa italiano: La battaglia di Vittorio Veneto (www.esercito.difesa.it).

      (3) Hombres del 2. ° Batallón, Gordon Highlanders (20. ° Brigada, 7. ° División) escoltando a prisioneros austrohúngaros a través de un puente de pontones sobre el río Piave, cerca de Salettuol, noviembre de 1918. (IWM Q26704).

      (4) Prisioneros austro-húngaros cruzando el río Piave en un puente de pontones cerca de Salettuol, noviembre de 1918. Están siendo escoltados por tropas del 2º Batallón, Gordon Highlanders (20ª Brigada, 7ª División) (IWM Q26705).

      Aunque no tiene nombre, la entrada del diario de guerra anterior se refiere a Robert Jordan. Dentro de su archivo de 'series quemadas' hay tres declaraciones de testigos que detallan lo sucedido. Los testigos (Sargento WJ Smith, Conductor L Cooley y Sargento A Moody) informan cómo un convoy de suministros de la 3.ª Compañía (es decir, la Compañía 192) cruzaba el puente de pontones con Robert siendo el conductor del par de caballos de cabeza. Cuando la carreta de Robert llegó al puente de pontones, la pareja que iba en cabeza se asustó, viró bruscamente y cayó por el costado del puente hacia el río. Driver Cooley (que era el conductor del par de ruedas) vio a Robert arrojado al agua y desapareció de inmediato. Su brazo reapareció sobre el agua a unos 30 metros río abajo antes de desaparecer por completo. Parece que las ruedas fueron detenidas por la pareja de plomo (no está claro si ellos, o algún caballo, terminaron en el agua, aunque la implicación es que la pareja de líderes terminó en el río crecido).

      Trágicamente, no se vio nada más de Robert. Su cuerpo aparentemente fue barrido para no ser visto nuevamente.

      A los pocos días terminó la guerra en Italia. Los austrohúngaros firmaron un armisticio ("El armisticio de Villa Giusti") que puso fin a los combates el 4 de noviembre (aunque la orden de alto el fuego entró en vigor el 3 de noviembre).

      Con Robert perdido en el río y su cuerpo no recuperado después de la guerra, Driver ER Jordan fue nombrado en el monumento a los desaparecidos para la campaña italiana. It seemed not to have registered with the Imperial War Graves Commission that the body of a soldier from the Army Service Corps that must have been found some days - or possibly weeks later - was that of Robert Jordan. The reverse of the Graves Registration Report Form, dated 30 March 1919 recorded the recovery of two bodies. One (the 'unknown Private' killed on 27 October 1918 who was buried in grave 1 of plot 5 row F) was stated to have been "Found in River Piave near where Maserada Bridge was, close to the Treviso bank."[4] The other (noted as being an unknown soldier of the ASC, Horse Transport) was "Found on bank of River Piave 200 or 300 yards south of the Unknown buried in 5.F.1." The Maserada bridge mentioned here is a vague reference to what is almost certain to be the Salettuol bridge.[5]

      This unknown member of the Army Service Corps was buried in Plot 6, Row F of the cemetery at Giavera and the permanent headstone, when it was later installed, was detailed as that of an 'unknown soldier from the ASC'. The individual who completed the Graves Registration Report detailed the date of death as "probably" being 27 October 1918.[6]

      The fact that Robert's body was never identified was probably highly distressing for his widow and children.

      Matilda - Robert's widow - never re-married but did take in a lodger to help ends meet.[7]

      Robert's two daughters, Matilda and Irene would probably only have had vague memories of their father, but still the story of Robert was passed down the generations with Carol Adams (the daughter of Robert's eldest daughter) passing the story on to her son Gavin.

      Above: A locket - with Robert's photo in the centre - which has been passed down the generations. (Image courtesy of Carol Adams)

      After undertaking the research upon my return from the branch trip, I made a submission to the CWGC in October 2015 which I realised would take some time to be considered, and ultimately (hopefully) approved by the JCCC (the part of the Ministry of Defence that is responsible for the identification of soldiers remains). The submission proved to be successful, and in the summer of 2018 (I later found out) Carol received a letter from the JCCC asking that she make contact with them in reference to her Grandfather. Carol was not given any further details as to the reason for the request, but was intrigued by the unexpected letter. The circumstances of Robert's death, coming at the very end of the war was well known in the family, but for almost exactly 100 years the whereabouts of his body had remained a mystery. The explanation - that after all this time Robert had been 'found and identified' was - to say the least a 'bolt out of the blue'.

      Carol and Gavin attended the ceremony at Giavera in November 2018. Gavin writes:

      The ceremony at the Giavera cemetery was a very overwhelming experience. To be given the opportunity to pay our respects to a family member who gave their life, so that we may enjoy the one we have was a great privilege. That 100 years on the military still continue to honour their dead with the care, respect and dignity that they do was a deeply humbling experience, and one that neither of us will forget. It reminds us that in troubled times there is much to be proud of in our country.

      Above: Carol and Gavin Adams (centre) standing behind the headstone of Robert Jordan, November 2018. (Image courtesy of the JCCC / MoD)

      Above: Carol Adams - Robert Jordan's granddaughter. (Image courtesy of the JCCC/MoD)

      Bethnal Green today

      The streets where Robert lived are much changed. Hague Street and Russia Street both exist, but are much shorter than they were a hundred years ago. The slum houses have been demolished - either by the Luftwaffe in the Second World War or by clearances in the post-war period. Little of the area would be recognisable to the Jordan family if they were able to re-visit the area a hundred years on, other than the original pubs at the end of many of the roads!

      Above: The Blind Beggar Bethnal Green - later infamous with its connection with the Kray twins.

      Robert is seemingly not commemorated on a war memorial in the UK. Perhaps his name was on a memorial in his local church - St Andrews on Viaduct Street, or perhaps there was a street memorial that named him, similar to the one that still exists in nearby Cyprus Street.

      Above: The War Memorial in Cyprus Street, Bethnal Green. (Image courtesy of Tim Le / Google Maps)

      The local church, St Andrews - where Robert and Matilda were married - no longer exists, it may have been destroyed during the Blitz in the Second World War. The area between - and south of - Hague Street and Viaduct Street (the site of St Andrews) is now an open space called Weavers Fields.

      The Piave today

      On the site of the pontoon bridge where Robert was thrown into the water is a modern bridge. Adjacent to the bridge is the 7th Division memorial commemorating the division's crossing of the Piave. Unfortunately there is no memorial to the 23rd Division here.

      The bridge (in the background) from the western bank of the Piave to the Papadopoli Island. To the left (but out of shot) is the memorial to the 7th Division. (Image courtesy of Google Streetview, 2011)

      Orientation

      Many readers may be unfamiliar with the locations mentioned in this article. By clicking THIS LINK it is possible to see the locations of Giavera Cemetery, Catena, Lovadina and Bibano - these later towns being mentioned in the ASC company war diary mentioned above.

      Equally, Bethnal Green is probably unfamiliar territory to most readers. By clicking THIS LINK it is possible to see how far apart Russia Lane and Hague Street are (but of course, the road area is much changed since Robert Jordan's day).

      Article by David Tattersfield, 2019

      [1] A total of 23 privates were later found to have died on 27 October who had no known grave.

      [2] Horse transport training for the ASC was provided by three Horse Transport depots, in Aldershot, Bradford and Woolwich. A reserve Horse Transport Depot (661, 662 and 666 companies) formed initially at Deptford but later moved to Park Royal, Willesden.

      [3] Due to the shortage of rail capacity, some motor vehicles of divisional supply columns made the journey from northern France to Italy by road. This took ten days. See 'With the Mad 17th to Italy' by Major EH Hody, RASC (London: G. Allen &​ Unwin Ltd. 1920)

      [4] It is unclear how the body of the soldier was 'known' to have been killed on 27 October, unless this was an educated guess.

      [5] Salettuol is the village on the bank of the Piave - the river here is at its maximum width. The village is in the municipality of Maserada - which itself is in the Province of Treviso.

      [6] Clearly, as was later discovered, the speculative date recorded on the form was found to be incorrect, which suggests that the recording of information on these forms can sometimes be misleading.

      [7] The lodger known as Uncle Bill was William Albert Crossen, a pre-war regular who joined the army in 1903 and had served overseas and at home. Prior to the outbreak of the First World War he had transferred from the East Kents to the West Yorkshire Regiment, and was with the 1st battalion until January 1916 when he became 'time expired'.

      Agradecimientos

      Jonathan Knowles, Lt Col (Retd): Secretary RASC & RCT

      Further reading

      The British Army in Italy 1917-1918 John and Eillen Wilks (Barnsley: Leo Cooper, 1998)

      Across the Piave: A Personal Account of the British Forces in Italy, 1917-1919 , Norman Gladden (London: Her Majesty's Stationary Office, 1971)

      Sobre nosotros

      The Western Front Association (The WFA) was formed with the purpose of furthering interest in First Word War of 1914-1918. We also aim to perpetuate the memory, courage and comradeship of all those who served their countries on all sides, across all theatres and fronts, on land, at sea and in the air and at home, during the Great War.

      Social Media
      Newsletter Signup

      Subscribe to our email newsletter to receive The WFA's newsletter "Trenchlines"


      During the Battle of Caporetto, ⎙] from 24 October to 9 November 1917, the Italian Army had over 300,000 casualties (dead, injured and captured) and was forced to withdraw, causing the replacement of the Italian Supreme Commander Luigi Cadorna with General Armando Diaz. Diaz reorganized the troops, blocked the enemy advance by implementing defense in depth and mobile reserves, and stabilized the front-line around the Piave River.

      In June 1918, a large Austro-Hungarian offensive, aimed at breaking the Piave River defensive line and delivering a decisive blow to the Italian Army, was launched. The Austro-Hungarian Army tried on one side to force the Tonale Pass and enter Lombardy, and on the other side to make two converging thrusts into central Venetia, the first one southeastward from the Trentino, and the second one southwestward across the lower Piave. The whole offensive, which became known as the Battle of the Piave River ended in a heavy defeat for the imperial army, with the Austro-Hungarians losing 11,643 killed, 80,852 wounded and 25,547 captured. ⎚]

      After the Battle of the Piave, General Armando Diaz, despite aggressive appeals by Allied commanders, ⎛] deliberately abstained from offensive action until Italy would be ready to strike with success assured. ⎜] In the offensive he planned, three of the five armies lining the front from the Monte Grappa sector to the Adriatic end of the Piave were to drive across the river toward Vittorio Veneto, so as to cut communications between the two Austrian armies opposing them.

      Allied forces totaled 57 infantry divisions, including 51 Italian, 3 British (23rd, 7th and 48th), 2 French (23rd and 24th), 1 Czechoslovak (6th) and the 332nd US Infantry Regiment, along with supporting arms. The Austro-Hungarian army had 46 infantry divisions and 6 cavalry divisions, but both sides were ravaged by influenza and malaria and the Austrians only had 6,030 guns to 7,700 Allied. ⎛]

      The Italian armies in the mountains were merely to hold the front line and follow up the enemy when he retreated. The task of opening the attack and taking on the strongest positions fell to Fourth Army (Lieutenant-General Gaetano Giardino) on the Grappa. Twelfth Army, consisting of one French and three Italian divisions was commanded by the English-speaking Lieutenant-General Enrico Caviglia and he had under command Tenth Army (Lieutenant-General Lord Cavan) to protect his right flank. Lord Cavan's army consisted of two British and two Italian divisions and they too were expected to cross the Piave by breaking the Austrian defenses at Papadopoli Island. Third Army was simply to hold the lower Piave and cross the river when enemy resistance was broken. Ninth Army, which contained the Czechoslovak Division and the 332nd US Infantry Regiment as well two Italian divisions, was held in reserve. The Allies had 600 aircraft (93 Anglo-French, including 4 RAF squadrons) to gain complete air superiority in the final offensive. ⎝]


      Book Reviews – First World War

      This is my main book reviews page for books about the First World War:

      04.12.2020 The Frontline Walk – Steve Roberts & Terry Whenham (eds.)

      08.01.2020 The Battles of Arras: South – Jon Cooksey & Jerry Murland

      03.04.2018 High Wood – Michael Harrison

      10.10.2016 Ghosts on the Somme – Alastair Fraser, Andrew Robertshaw & Steve Roberts

      30.09.2016 Ypres 1914: Messines – Nigel Cave & Jack Sheldon

      03.03.2016 The Tangier Archive – Carlos Traspaderne (ed.)

      04.01.2016 Poppyganda – Matthew Leonard

      30.09.2015 Brothers in Arms – Karen Farrington (ed.)

      30.03.2015 The Great War – Field Marshal von Hindenburg

      08.01.2015 Herbert Columbine VC – Carole McEntee-Taylor

      24.11.2014 Teenage Tommy – Richard van Emden

      19.10.2014 Facts about Fritz – Robin Schäfer & Tim Hardy

      21.07.2014 Ypres 1914: Langemarck – Jack Sheldon & Nigel Cave

      07.07.2014 Men, Horses, Mud and Stew – Wilfred Cook, edited by Audrey Larkins

      25.04.2014 Sniping in France – Major H. Hesketh-Prichard

      15.04.2014 Sorrow Into Pride – Ken Wayman & Barry Crutchley

      16.03.2014 Above Ypres – Bernard Deneckere

      16.09.2013 Listening to Ludendorff – Paul Goldschmidt (Brendan Whyte ed.)

      27.08.2013 Posters of the Great War – Frederick Hadley & Martin Pegler

      09.07.2013 Lander’s War – Charles Lander (Michael Harrison ed.)

      02.06.2013 Machine Gunner on the Somme – Eric Bird (Sue Sturley ed.)

      26.02.2013 Herbert at War 1914-1918 – Herbert Ewing (John Ewing ed.)

      13.11.2012 Letters Homes 1914-1919 – John Harker (Rosemary Rainbird ed.)


      Ver el vídeo: Tudor Life. The life of a sailor in Elizabethan England. Spanish Armada


Comentarios:

  1. Chowilawu

    Maravillosa información muy útil

  2. Wylie

    Lo siento, pero creo que estás cometiendo un error. Vamos a discutir. Envíame un correo electrónico a PM.

  3. Yair

    Los felicito, esta excelente idea es necesaria casi

  4. Dieter

    pregunta muy curiosa

  5. Neshicage

    Y lo he enfrentado.

  6. Curt

    Algo que no enviaron mensajes privados, error ...



Escribe un mensaje